lunes, 25 de agosto de 2014

EL FUROR POR REPARTIR CARTAS...en 1985

La tasa de paro se situaba en aquellas fechas en el 21,3%. Hablo del año 1985. Con esas cifras, incluso, se "vendía"  en sociedad el final de la crisis 1976-1985 (Ahora también, con el 24,5%).




En los calurosos días de agosto de aquel año de 1985, treinta años han pasado ya, "contaban las crónicas" reflejadas en diarios de información acreditada, que 80.000 mil españoles y españolas andaban preparando las oposiciones a la Escala de Clasificación y Reparto, léase carteros, convocadas por la entonces Dirección General de Correos y Telecomunicaciones.



MÁS DE 5.000 PLAZAS

Efectivamente 2.240 plazas, de acceso libre, estaban en juego y el primer examen se celebraría (y se celebró) el domingo 8 de septiembre de aquel año. El domingo 22 de septiembre tuvo lugar el segundo examen. Curioso resulta que de estas 2.240 plazas, 1.148 eran concretamente para destinos en Cataluña y 376 para el País Vasco. 

Al que suscribe le cabe el honor de que, entre otros aprobados, uno de sus alumnos obtuviera el número uno a nivel nacional en esta oposición.

Simultáneamente, en las mismas fechas, otros 112.127 candidatos para cubrir 2.093 plazas (acceso libre) del Cuerpo de Ayudantes Postales -antiguos Subalternos- y otros 65.000 candidatos para 780 plazas (acceso libre) de la Escala de Oficiales andaban en las mismas. 

Tampoco el que suscribe olvida que otro de sus alumnos se fracturara el brazo (derecho) cinco días antes de tener que realizar una prueba de mecanografía que incluía el examen para Oficiales. 250 pulsaciones por minuto con una sola mano no estaba al alcance de cualquiera, salvo que se llamase Matías.

250.000 SOLICITUDES

En resumen, que unas 250.000 solicitudes habían sido procesadas en los meses anteriores para disputarse en septiembre un puesto de trabajo revestido del ornamento funcionarial, de entre un total de más de 5.000 plazas ofrecidas en aquella atractiva convocatoria de empleo público en Correos. 

UN FUROR PROFESIONAL

Cierto que Correos ha tenido siempre mucha solera en las oposiciones. Y estas cifras de candidatos nos permiten calificar la concurrencia de "avalancha". Cifras, que sin duda tenían un importante impacto en sectores económicos relacionados con la formación, academias y editoriales.  

Movilización

Asistir a las clases costaba mensualmente entre 4.000 y 5.000 pesetas, más el precio de la matrícula, que oscilaba entre 500 y 1.500 pesetas. En cada clase había unos 40 alumnos. Cada mes se impartían entre 22 y 50 horas lectivas y los temarios costaban entre 2.600 y 5.400 pesetas. 

Los opositores pagaban al inscribirse 750 pesetas por derechos de matrícula. El dinero iba al tesoro público, que, por su parte, se hacía cargo de los gastos que la oposición genera. En la balanza final de ingresos y gastos el tesoro público solía salir claramente beneficiado.

Este destino de los dineros de matrícula de los opositores era nuevo. Antes, en anteriores convocatorias, el sobrante, tras gastos, se lo repartían los miembros del tribunal. En la Dirección General de Correos había entonces cola para ser examinador, ya que unos pocos días de dedicación suponían el equivalente crematístico a varios meses de sueldo.

Además las 750 pesetas que el BOE fijaba como derechos de examen, la Caja Postal, en la que se hacía el ingreso, cobraba 40 pesetas más en concepto de gastos de transferencia. Esos "ocho duros", multiplicados por cientos de miles de pagadores, resultaban ser una suculenta cantidad, si bien es justo reconocer que también aumentaba el trabajo en aquella entidad bancaria.

CÁLCULO,CONTABILIDAD, ESTADÍSTICA, MATERIAS JURÍDICAS, LEGISLACIÓN POSTAL, GEOGRAFÍA

La oposición para los auxiliares tenía dos ejercicios distintos. En uno de ellos había que resolver dos problemas de cálculo y un ejercicio de contabilidad y estadística. 

El otro era un cuestionario de 125 preguntas de materias jurídicas, de legislación básica de Correos y de geografía interior e internacional. Al examinando le podían preguntar, por ejemplo, el número de diputados que componen el Congreso o por las funciones del Ministerio Fiscal, por la organización central o periférica del Ministerio de Transportes, Turismo y Comunicaciones; o por el funcionamiento de la franquicia postal o por la normativa sobre casilleros domiciliarios. Se le requería también, para que demostrase que "se sabe de memoria" los enlaces postales de cualquier provincia española.

Esta última materia del programa, la geografía, obligaba a aprenderse de memoria unos 1.400 topónimos españoles, amén de algunos cientos del extranjero. 


PERFIL DE LOS CANDIDATOS

Jóvenes de 18 a 23 años que buscaban su primer empleo estable eran los más frecuentes "clientes" de estas oposiciones. Jóvenes de nivel cultural medio-alto, con una notable presencia de licenciados universitarios en paro. 



viernes, 22 de agosto de 2014

RENOVANDO LA FLOTA (de vehículos)

A lo largo del último trimestre de este año, el Grupo Correos incorporará a su flota un total de 1.371 nuevos vehículos de dos y cuatro ruedas que empezarán a circular entre los meses de octubre y diciembre.



Detalle

1.000 motocicletas modelo Piaggio Liberty 

(125 cm3). 


220 furgonetas Renault Kangoo 

(600 kg de carga útil) 

136 furgones Citroën Jumpy 

(1.200 kg de carga útil)


La inversión en en estos 1.356 vehículos ha sido de 5.217.520 euros. 

Para septiembre está pendiente de adjudicación la compra de otros 15 furgones de 1.500 kilos de carga útil.



.


martes, 19 de agosto de 2014

DEUDAS CON LOS CARTEROS DE ESPAÑA

Las direcciones incompletas o erróneas, fuente de gastos para las empresas...PERO MENOS

Estadísticamente, más de un 50% de los registros en una base de datos típica en España contiene errores (direcciones erróneas, mal escritas, incompletas, con códigos postales incorrectos, o nombres de localidades incomprensibles o inexistentes).

Y así, con esas direcciones erróneas, cada año, se ponen en circulación millones de envíos postales de empresas y de organismos públicos que, en estos casos, no hacen fácil precisamente la tarea del “cartero” a la hora de entregarlos con éxito a sus destinatarios.



ENTREGAS FALLIDAS

Las entregas fallidas de productos o de comunicaciones al destinatario o cliente final suponen un sobrecoste que impacta negativamente en los objetivos de quien los envía y también del operador al que se le encarga la gestión de distribución y entrega, deteriorando con frecuencia la imagen de las propias organizaciones que intervienen en el proceso y a veces causando lesiones en los derechos de los destinatarios interesados en la recepción de esa comunicación que nunca llega.


Valgan, en este sentido, dos ejemplos, entre muchos:

A principios de este año, y a preguntas del Consejo de Consumidores y Usuarios sobre el retraso en el primer pago de un 5% del capital invertido (o la devolución de los sellos) a los afectados de AFINSA, la Administración Concursal de AFINSA contestó asegurando que el motivo era por problemas con las direcciones postales de los mismos. De las 177.000 cartas remitidas a los afectados, la Administración Concursal dijo haber recibido sólo 108.000 respuestas. Varios miles de cartas de las enviadas por la Administración Concursal fueron devueltas por ser los destinatarios “desconocidos” en las direcciones consignadas.

En 2009, errores en las direcciones postales por parte de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía provocaron la devolución de "cientos" de bonos culturales de manera que los jóvenes a los que iban dirigidos no pudiesen disfrutar de sus ventajas Aquellos bonos culturales con un valor de 60 euros podían ser empleados en el cine o el teatro como medida para promover y facilitar el acceso de la juventud andaluza a la oferta en este ámbito. El bono se podía canjear por productos y servicios relativos a artes escénicas, libros, música, obras audiovisuales y cinematográficas, museos, artes plásticas, espectáculos flamencos y actos literarios.

Direcciones imprecisas e incompletas

Las “direcciones imprecisas e incompletas” abundan en las bases de datos de las empresas y organizaciones, y con esa imprecisión se consignan en la cubierta de los envíos postales. 

Recordemos que la ley que regula la prestación del servicio postal en España (Ley 43/2010, de 30 de diciembre) determina que “El operador designado por el Estado para la prestación del servicio postal universal deberá realizar la entrega de los envíos en la dirección postal que figure en su cubierta”.  

Si esa dirección es imprecisa o incompleta el hecho de la entrega obliga con frecuencia a esfuerzos de adivinación por parte del cartero, no siempre reconocidos.

En términos de ambigüedad, próxima a la buena voluntad, la ley se refiere a estas situaciones completando de esta manera: “Asimismo (el operador), procurará la entrega de aquellos envíos postales cuya dirección aun siendo incompleta permita la identificación del destinatario”.

Visto así, una carta en cuya dirección postal se haya consignado: Sr. Alcalde de Sevilla, Ayuntamiento, Plaza Nueva, Sevilla, la Ley y el remitente pueden estar seguros de que aunque el remitente no haya indicado el número que ocupa la Casa Consistorial en la céntrica Plaza Nueva de la bella ciudad hispalense, la carta será debidamente entregada en tan insigne edificio.




Claro que una carta en cuya dirección postal se haya consignado: Antonio Sánchez González (por ejemplo), Paseo de la Castellana, Madrid, parece poco probable que pueda ser entregada, ya que la identificación del destinatario en tan larga y densa avenida se nos presenta ciertamente complicada.



No perdamos de vista que el Reglamento de Prestación de los Servicios Postales (Real Decreto 1829/1999, de 3 de noviembre), se detiene en su artículo 32 a concretar cuáles son los datos que deberán consignarse en el envío para su entrega domiciliaria:

“Se entiende por domicilio, a los efectos del presente Reglamento, el conjunto de datos geográficos que permitan identificar el lugar de entrega de los envíos. 

Lo componen los siguientes elementos:

a) Tipo y denominación de la vía pública: nombre que identifique la calle, plaza, avenida, camino o carretera u otros.

b) Número de la finca: el que haya sido asignado por el Ayuntamiento de la localidad dentro de los existentes en la vía pública.

c) Datos de la vivienda o local: los que identifican al inmueble de forma singularizada en la inscripción existente en el Registro de la Propiedad.

d) Número de casillero domiciliario postal a continuación de las letras «CD».

e) Localidad: nombre de la población.

f) Código postal: el asignado a cada dirección postal.


Direcciones ilocalizables

Se estima que las empresas españolas están tirando a la basura, alrededor de 70 millones de euros anuales por no tener identificadas las direcciones ilocalizables en sus bases de datos de clientes.

Hay datos contrastados que indican que en España, un 1,7% de las direcciones registradas en las Bases de Datos (BBDD) son totalmente ilocalizables.

Si tenemos en cuenta que en 2013 Correos gestionó en España la entrega de cerca de 4.000 millones de envíos, un 1,7% supondrían 68 millones de envíos que no llegarían a sus destinatarios “porque lo que no puede ser no puede ser y además es imposible”. 

Estimando, por estimar, un coste de 1€ por envío: las empresas españolas estarían tirando a la basura 68 millones de euros todos los años, en concepto de “direcciones ilocalizables”.


Códigos Postales erróneos

Por otro lado, la media de códigos postales incorrectos que se consignan en los envíos postales puede estar en torno al 8%.

El código postal, como sabemos, es un dato que posibilita que Correos pueda realizar la clasificación de la correspondencia de forma automatizada. 

Un código incorrecto significa una carta que llega donde no corresponde por el sistema automatizado, con el consiguiente reencaminamiento manual para su nuevo reparto en el verdadero destino.

Esto supone un coste interno para Correos mucho mayor (cosa que la Compañía no suele olvidar cuando se negocian los franqueos masivos) y, además, un retraso de varios días en la llegada del mensaje al usuario.

Direcciones con baja fiabilidad

Las direcciones con baja fiabilidad aunque normalmente localizables, suponen una media del 15,11% de las BBDD españolas, e implican un cierto porcentaje de las devoluciones de correspondencia, retrasos en la llegada de las cartas y, desde luego, mala imagen de la empresa que realiza el comunicado que de rebote salpicará a Correos y a la percepción de la calidad de su servicio.

Direcciones fiables pero con ciertos errores, principalmente abreviaturas y faltas de ortografía, representan una media del 22,79%.

Direcciones correctas y localizables: 50%

En resumen, sólo un 50% de las direcciones realmente están correctas, localizables y tienen todos sus datos fiables, dejando la cifra, nada despreciable, de 2.000 millones de envíos con algún tipo de incorrección, de los cerca de 4.000 millones que reparte Correos. 

Claro que los porcentajes de devolución de Correos por esos motivos no alcanzan, evidentemente, esas cifras.

Parece más que sensato que a los “carteros” se les agradeciera en parte el hecho de que estén mejorando muy al alza el espíritu de la ley postal:

“El operador designado por el Estado para la prestación del servicio postal universal deberá realizar la entrega de los envíos en la dirección postal que figure en su cubierta”. 


En tanto actualizan sus bases de datos, pueden darse por aludidas todo tipo de empresas, desde una PYME hasta una gran multinacional, la Administración Pública, Alimentación-Distribución, Automoción, Banca, Información Telefónica, Marketing Relacional, Portales Web o Venta a Distancia, o el sector asegurador, entre otras. 


lunes, 18 de agosto de 2014

EL NUEVO CONVENIO: Parálisis temporal

Es evidente que desde el 26 de febrero de este mismo año, fecha en la que CC.OO, UGT, CSI-CSIF y SINDICATO LIBRE constituyeron la Comisión Negociadora del nuevo Convenio y Acuerdo para el personal de Correos, hasta la presente sólo ha ocurrido eso: que se constituyó la Comisión Negociadora y ahí se quedó constituida. 

Quienes en el terreno de lo pragmático esperáis que en el desarrollo de esta negociación se concrete la famosa convocatoria de ingreso, barnizada como consolidación de empleo para la reducción de la temporalidad, comprometida e incumplida en el anterior Convenio, asistís a un nuevo capítulo interminable en la espera, porque la negociación de este nuevo Convenio está "paralizada". 

Parece que la parálisis es sólo temporal y los sindicatos firmantes ahora ponen la vista en el próximo "otoño".  

Dos factores -hay más- pueden ser los causantes directos de la situación de "parálisis" en la que se encuentra la nueva negociación.

Uno, que la SEPI hace valer su posición de "superpatrón" y Correos tiene que negociar con la SEPI, antes que con los sindicatos.   

Dos, que hay que tener presente también las pautas para la negociación colectiva de las empresas públicas en el año 2014 contenidas en un acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos aprobado el pasado 29 de mayo por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, y el director de la Oficina Económica del Presidente, Álvaro Nadal.

Toda apunta a que Correos –en su naturaleza de empresa pública- ha de cumplir obligatoriamente esas pautas. 




Así pues es de esperar que salvados esos "trámites" y en el marco de esas directrices pueda desarrollarse la negociación interna entre Correos y los Sindicatos que sin más "demoras" debería concluir este próximo otoño con la firma de un Convenio acorde con las expectativas legítimas de mejora de los trabajadores de Correos y de quienes aspiran a serlo. 

jueves, 14 de agosto de 2014

EL SERVICIO DE EQUIPAJES PUERTA A PUERTA CUMPLE UN MES

En su primer mes de funcionamiento, cerca de 400 viajeros han contratado el nuevo servicio de equipajes 'Puerta a Puerta' que Correos presta para RENFE desde principios de julio. 

Concretamente Correos ha gestionado, desde la puesta en marcha del servicio, el transporte de 607 bultos, de los cuales, 541 correspondían a equipaje convencional y 66 a equipaje especial.


Correos valora como "éxito" el arranque de este nuevo servicio y se congratula de la valoración positiva que del mismo han hecho hasta ahora los propios usuarios por la comodidad que supone poder viajar sin preocuparse del equipaje.




RENFE-CORREOS

Este nuevo servicio de Renfe facilitado por Correos permite a los pasajeros de los trenes AVE-Larga Distancia y Trenes Turísticos enviar hasta tres bultos entre más de 230 destinos nacionales.

De este modo, Renfe, como informamos aquí en su momento, pretende hacer más cómodo el viaje a los clientes, especialmente en periodos de alta movilidad por vacaciones, y también gestionar mejor el espacio reservado para maletas a bordo de los trenes.

Hasta la fecha, las cinco provincias donde más se está contratando el nuevo servicio son Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla y Cádiz. 

En cuanto a las provincias de destino de los equipajes, destacan Madrid, Málaga, Cádiz, Barcelona, Asturias, Alicante y Pontevedra, donde se encuentran los destinos turísticos más habituales.

PRECIO

El transporte de hasta tres bultos tiene un precio único por maleta de 20 euros, con una reducción del 20% en caso de contratar una segunda o tercera maleta.

Equipajes especiales: 26 euros

CONTRATACIÓN

Exclusivamente a través de la web 'www.renfe.com'


El servicio podrá solicitarse hasta dos días antes de la salida del tren, siempre que se contrate antes de las 12 h del mediodía.

El cliente seleccionará el punto de recogida y entrega, que puede ser un domicilio, una oficina de Correos, un hotel, una estación de ferrocarril u otro emplazamiento.

Podrán realizarse cambios y anulaciones hasta las 12 h del día laborable anterior a la recogida del equipaje.

El origen-destino del equipaje puede ser o no coincidente con el origen-destino del tren, aunque siempre deberá coincidir con un municipio que se encuentre dentro de la provincia de origen y destino del tren o de cualquier provincia colindante de las mismas.

Condiciones

Para contratar este servicio es obligatorio tener un billete en vigor para un tren AVE /Larga Distancia o Trenes Turísticos



Con cada billete puede llevar hasta 3 bultos, ya sea equipaje o equipaje especial.


Equipaje convencional

Maletas, bolsos de mano, mochilas, maletines porta-ordenadores y similares.

                  Medidas y Pesos por bulto



Peso máximo: 25 kg.
Altura máxima: 150 cm, excepto el equipaje especial esquís.
Anchura máxima 70 cm.
Profundidad máxima: 50 cm.
Suma de Altura + Ancho + Profundidad: máximo 250 cm.


Equipaje Especial 

Esquís, tabla de snowboard, palos de golf, carros de bebé y bicicletas.


Condiciones del transporte del Equipaje Especial

Bicicletas 

Deberán estar plegadas o desmontadas dentro de un embalaje específico de bicicletas con unas dimensiones de 120x90x40cm (largo-alto-ancho). Los pedales deben estar desmontados y el manillar girado 90º. En caso de no estar embalada se podrá rechazar su carga.

Bolsas de golf y Equipos de esquí

Deberán viajar dentro de la correspondiente bolsa que deberá estar perfectamente cerrada, de tal forma que impida el movimiento o desplazamiento de los elementos que contengan.

Tablas de snowboard

Deben estar protegidas con la correspondiente bolsa porta tabla.

Carritos de bebé 

Deberán estar plegados y retractilados con plástico.



RECOGIDA DE EQUIPAJES

Desde 4 días antes de la salida del tren hasta 1 día antes de la salida del tren



Horarios de recogida

Lunes a viernes de 9h a 18h
Sábados de 9h a 13h
Domingos y Festivos: No hay servicio de entrega ni de recogida de equipaje 

ENTREGA DE EQUIPAJES


-Para las principales relaciones

1 día laborable desde su recogida.

-Para otros destinos peninsulares

2 días laborables desde su recogida.

-Para Mallorca y resto de destinos

3 días laborables desde su recogida.

Horarios de entrega

Lunes a viernes de 9h. a 18h.
Sábados de 9h. a 13h.

Domingos y Festivos: No hay servicio de entrega ni de recogida de equipaje 


Puntos de origen/destino de los equipajes

Domicilio
Hoteles y Apartamentos
Oficina de Correos
Cualquier dirección postal 


Destinos

-La mayoría de municipios nacionales peninsulares.
-Mallorca


martes, 12 de agosto de 2014

CANTIDAD MÁXIMA A ENVIAR POR GIRO POSTAL

Si hoy se formulara esta pregunta, relativa al giro nacional, en un cuestionario de examen la respuesta que Vdes. debieran dar sería: 3.000 euros. 




Es la información que Correos ofrece en su página web.

http://www.correos.es/ss/Satellite/site/servicio-giro_inmediato-servicios_financieros/detalle_servicio-sidioma=es_ES

La misma página, en el enlace al calculador de tarifas, también les permitirá hacer el correspondiente cálculo hasta 3.000 euros a enviar.

http://www.correos.es/ss/Satellite/site/pagina calculador_tarifas/sidioma=es_ES

Y en base a esta información corporativa la respuesta 3.000 euros debiera ser considerada correcta. 

Claro que si Vdes. han ido últimamente a consultar esta cuestión en alguna oficina de Correos, o han ido a enviar un giro de 3.000 euros, la respuesta habrá sido que la cantidad máxima que pueden enviar es de 2.499,99 euros

Y así es desde agosto de 2013. Y el sistema (informático) así está configurado desde entonces. 

En este último caso si en el cuestionario de examen ésta fuera una de las posibles respuestas ofrecidas, sería lógicamente la opción que marcarían. Igual respuesta (2.499,99 euros) daría quien haya prestado servicios en ventanilla y haya tenido ocasión de comprobarlo. Bastaría que alguien impugnara esta pregunta así planteada (3.000 euros o 2.499,99 euros) para que la pregunta se anulase.

LA WEB Y LA REALIDAD

Esta disfunción entre la web de Correos y la realidad sería sólo eso, si no fuera porque, en este caso, además confluye, en mi opinión, un error de interpretación jurídica en la aplicación por parte de Correos de la Ley 7/2012, conocida como Ley antifraude, que al parecer ha servido de fundamento para tal limitación.

Limitación referida a los pagos en efectivo (máximo 2.500 euros) cuando una de las partes sea un empresario o profesional. Entiéndase por partes en el tráfico mercantil al que paga, por una parte, y al que recibe el dinero por otra.

En el servicio de giro, las "partes" son el ordenante del pago (impositor/remitente) y el beneficiario (destinatario). Correos no es ni una ni otra parte. Correos es un proveedor de servicio de pago, así expresamente reconocido en la Ley 16/2009.   


Proveedores de servicios de pago:

a) las entidades de crédito a que se refiere el artículo 1.1 a) del Real Decreto Legislativo 1298/1986, de 28 de junio, sobre adaptación del Derecho vigente en materia de entidades de crédito al de las Comunidades Europeas.

b) las entidades de dinero electrónico a que se refiere el artículo 1.1 b) del Real Decreto Legislativo 1298/1986, de 28 de junio.

c) las entidades de pago.

d) la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos, S.A., respecto de los servicios de pago para cuya prestación se encuentra facultada en virtud de su normativa específica.


EL SERVICIO DE GIRO POSTAL

El servicio de giro postalmediante el cual se ordenan a través de la red postal pagos a personas físicas o jurídicas por cuenta y encargo de otras, está considerado como un servicio complementario a los servicios postales. Así está establecido en la disposición final tercera de la Ley 43/2010, de 30 de diciembre, reguladora del servicio postal en España.

Este servicio tiene la consideración de servicio financiero de interés económico general y la propia Ley Postal determina que deberá prestarse, directamente o a través de terceros, por el operador designado por el Estado para prestar el servicio postal universal (Correos), de conformidad en todo lo que resulte aplicable, con la Ley 16/2009, de 13 de noviembre, de servicios de pago y su normativa de desarrollo.

CONCLUSIÓN 

En cualquier caso, la limitación de pago en efectivo establecida en la ley 7/2012 entró en vigor el 19 de noviembre de 2012, siendo que Correos "no se sintió aludido" (indebidamente aludido, creo) hasta el 19 de agosto de 2013.

Lo que ignoro es si se ha dado por aludido en cuanto al servicio de "Cobro de Recibos" que es al servicio que si es de aplicación la limitación de los 2.500 euros fijada en el artículo 7 de la Ley 7/2012.

He puesto en conocimiento de Correos estas apreciaciones...relativas concretamente a la revisión de la web y me dicen que están en ello.



DESDE CANADÁ A CORREOS PASANDO POR CARREFOUR

REINVENTAR EL ACTO DE COMPRA


Informa hoy Correos de la incorporación a la Compañía de un director adjunto de Operaciones. 

El canadiense Todd Hooper, de 40 años de edad, especialista en mercado 'retail' e iniciativas estratégicas de mejora y transformación de empresas, es a partir de este momento el nuevo responsable de Oficinas y Servicios Financieros de Correos.


Todd Hopper Gleen



Objetivos:

Hooper, de 40 años de edad, llega a Correos para impulsar el papel de las 2.400 oficinas postales, que configuran la red con mayor capilaridad y cobertura territorial en España, y potenciar la gama de productos y servicios de la compañíaliderando esta línea estratégica del Plan de Acción puesto en marcha por la empresa publica postal. 

Es una tentación irresistible de la memoria la asociación de este nuevo cargo con una anterior estructura organizativa de la Compañía de modelo divisional - División de Correo y División de Oficinas- que tuvo que ser reconvertida a la vista de los resultados pocos satisfactorios que produjo. 

El hecho es que tropezar varias veces con la misma piedra viene caracterizando con frecuencia a más de una organización. En cualquier caso, pensando en la sociedad, en los usuarios y clientes, en Correos y en sus empleados, suerte al nuevo Director adjunto de Operaciones.



Curriculum:

A lo largo de su trayectoria profesional ha trabajado en el sector bancario en Canadá y ha desarrollado programas de formación en Kuwait. Desde que llegó a España hace más de 10 años, Todd Hooper ha formado parte del equipo de Carrefour, donde inicialmente fue director de tienda en varias ciudades para luego liderar, de 2009 a 2011, el proyecto estratégico de transformación Carrefour Planet de 40 hipermercados de la compañía en España.



Carrefour gestiona en España 173 hipermercados, 114 supermercados Carrefour Market y 169 supermercados Carrefour Express.  El presidente del Grupo Carrefour en España es Rafael Arias-Salgado, ex ministro de Fomento (1996-2000)


Asimismo, fue director de la tienda de Alcobendas en Madrid y director de marcas propias, más conocidas como 'marcas blancas', en la misma multinacional francesa.

Casado, con dos hijos, Hooper es MBA por el IESE Business School y Licenciado en Comercio por la Ryerson University de Toronto.

RETAIL:

Retail es el término inglés con el que se identifica al comercio al por menor o al detalle. Engloba el sector de negocios que va desde supermercados, pasando por tiendas de marca, grandes superficies, centros comerciales, hasta sucursales bancarias y en algunos casos restaurantes (ej.comida rápida). Está muy relacionado con las cadenas de tiendas, franquicias y centrales de compras.